El Gobierno aprobó financiamiento del BID por u$s 200 millones

El Plan Argentina contra el hambre tiene como objetivo garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria de toda la población argentina. El plazo del préstamo es de 25 a

ños, con un interés equivalente a la tasa Libor a seis meses.

Durante 2020 se acreditaron un total de 1.567.751 titulares de tarjetas.

El Gobierno nacional aprobó el modelo de contrato de préstamo a celebrarse con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por US$ 200 millones destinado a financiar el programa Apoyo a Poblaciones Vulnerables a través del Plan Argentina contra el Hambre en el marco de la pandemia de Covid-19, a través del Decreto 606/2021 publicado este viernes en el Boletín Oficial. El mismo precisó que el objetivo general del programa es contribuir a asegurar niveles mínimos de calidad de vida de las personas vulnerables frente a la crisis causada por el coronavirus, y su objetivo específico es apoyar niveles mínimos de ingreso de personas afectadas por la pandemia. El Plan Argentina contra el Hambre busca garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria de la población, con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad El plazo del préstamo es de 25 años, con un interés equivalente a la tasa Libor a seis meses, actualmente en 0,10388% anual, más un margen a determinar por el BID. El Plan Argentina contra el Hambre tiene como objetivo garantizar la seguridad y la soberanía alimentaria de toda la población argentina, con especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad social y económica. Su principal política pública es la Tarjeta Alimentar, la cual consiste en la asignación de un monto mensual en la cuenta de las y los titulares para que puedan comprar alimentos y productos de higiene. Durante 2020 se acreditaron un total de 1.567.751 titulares de tarjetas, que alcanzan 2.040.277 destinatarios y destinatarias, con una inversión en todo el período de $ 95.389.296.000. Del total de beneficiarios, 1.945.047 fueron personas con hijos e hijas, 45.710 embarazadas y 49.520 con hijos e hijas con discapacidad.