El FMI aprueba el giro de los DEGs

El FMI aprobó aumentar reservas por US$ 650.000 millones El aumento para los Derechos Especiales de Giro aportará a las reservas internacionales de los gobiernos para proteger sus posiciones financieras contra las fluctuaciones monetarias y también permitirá calcular préstamos y tasas de interés del organismo.


Esta asignación "impulsará la liquidez y las reservas de todos nuestros países miembros, construirá confianza y estabilidad de la economía mundial", afirmo Georgieva El Consejo de Administración del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó aumentar las reservas y las capacidades de préstamo de la institución en unos US$ 650.000 millones para ayudar a los países a recuperarse de la pandemia, informó su directora gerente, Kristalina Georgieva. El aumento para los Derechos Especiales de Giro (DEG) -la mayor en la historia del FMI-, aportará a las reservas internacionales de los gobiernos para proteger sus posiciones financieras contra las fluctuaciones monetarias y también permitirá calcular préstamos y tasas de interés del organismo. "El Consejo aprobó ayer mi propuesta para una nueva asignación de DEG equivalente a US$ 650.000 millones para atender las necesidades globales a largo plazo de reservas durante la peor crisis desde la Gran Depresión", dijo Georgieva en un comunicado. Esta asignación "impulsará la liquidez y las reservas de todos nuestros países miembros, construirá confianza y promover la resiliencia y estabilidad de la economía mundial", afirmo Georgieva en declaraciones citadas por la agencia AFP. Si es aprobada por la Junta de Gobernadores [la autoridad máxima del Fondo], la nueva asignación de DEG será completada para finales de agosto, dijo Georgieva. Esta asignación "impulsará la liquidez y las reservas de todos nuestros países miembros, construirá confianza y promover la resiliencia y estabilidad de la economía mundial". KRISTALINA GIORGEVA Los ministros de finanzas del G20 se reúnen este viernes y este sábado en Venecia principalmente para discutir una iniciativa para gravar de manera más equitativa a las multinacionales, un proyecto elaborado por 130 países que representan el 90% del Producto Interno Bruto mundial. Georgieva exhortó esta semana a los países más ricos del mundo a actuar más rápidamente en favor de los más pobres, que enfrentan un "doble choque devastador" de perder la carrera contra el virus y desaprovechar las inversiones necesarias para asentar el crecimiento económico.