top of page

Crece fuerte la producción de granos

La producción

de granos en la Argentina creció en casi 50 millones de toneladas (M/t) en los últimos 10 años, al pasar de 90,7 M/t a 139 M/t en la campaña 2020/2021, según los últimos datos definitivos difundidos por la Secretaría de Agricultura.


A lo largo y ancho del territorio nacional se siembran más de 15 variedades de granos, de los cuales la mayoría mostró crecimiento sostenido hasta la sequía del ciclo 2022/2023.


El total de granos sembrados en la campaña 20/21 fue de 139.044.500 de toneladas (t), según datos de la secretaría a cargo de Juan José Bahillo.


De esa cifra, 87.582.800 t correspondieron a cereales 60.500.000 t de maíz; 17.600.000 t de trigo; 4.036.000 t de cebada; 3.300.000 t de sorgo; 1.450.000 t de arroz; incluyendo también avena, centeno, alpiste y mijo); 49.441.700 t a oleaginosas (46.000.000 t de soja, 3.400.000 t de girasol); 17.900 t colza, incluyendo cártamo y lino; y 2.020.000 t a cultivos como poroto, maní y otras legumbres.


En tanto, los datos de la campaña 2021/2022 aún son provisorios, aclara Agricultura, y ya sumaban más de 141 M/t de granos producidos.


En el período 20/21 las provincias de Buenos Aires, Córdoba y Santa Fe fueron las principales productoras de soja, al aportar el 31% (más de 13 M/t), 27% y 19%, respectivamente, de la cosecha total de 20/21.


Les siguieron Santiago del Estero y Entre Ríos, con el 7% y el 6% del total, completando el grupo La Pampa, Chaco, Salta, Tucumán, San Luis, Corrientes, Jujuy y Misiones.


En la producción de maíz sobresalieron Córdoba (20 M/t, 35% del total), Buenos Aires (27%) y Santa Fe (10%), y tras ellas se ubicaron Santiago del Estero (9%), La Pampa (6%), Entre Ríos, San Luis y Salta (3%), y Chaco (2%), entre otras.



El trigo, tercer cultivo en volumen en la Argentina, también muestra un incremento de la producción en los últimos años.

En lo que respecta al trigo, Buenos Aires lideró la producción con más de 9 M/t (44%), secundada por Santa Fe (23%), Córdoba (17%), Entre Ríos (8%), La Pampa y Santiago del Estero (3%), Chaco (1%), y Salta, Tucumán, San Luis, Catamarca, Jujuy, Corrientes y Formosa.


El área sembrada y la producción de soja crecieron sostenidamente en la Argentina hasta 2014, cuando se alcanzó un techo de 61,4 M/t; luego esa tendencia se revirtió y la cosecha disminuyó hasta 46 M/t en 20/21.


Gran parte del área abandonada por la soja la ocupó el maíz, justamente por su mayor rentabilidad comparada y para diversificar la rotación de los cultivos: desde la campaña 2015/2016 (33,8 M/t) subió ininterrumpidamente hasta 60,5 M/t de grano total en 20/21, explicaron a Télam desde la consultora AZ Group.


El aumento de producción estuvo asociado al incremento de área sembrada, que pasó de 6,9 M/ha en 15/16 a 9,7M/ha en 21/22.

Comments


bottom of page