top of page

Cambio de importadores a yuanes


Un importante número de importadores comenzaron este miércoles a solicitar "de manera masiva" el cambio de SIRA (Sistema de Importaciones de la República Argentina) a yuanes tras la activación acordada entre Argentina y China del segundo tramo del swap por 47.000 millones de yuanes (equivalentes a US$ 6.500 millones), informaron fuentes de la Dirección General de Aduana (DGA). En este sentido, la DGA, a través del Sistema de Comunicación y Notificación Electrónica Aduanera (Sicnea), envió una nota a todos los importadores para explicar el proceso de cambio de moneda. En virtud de las solicitudes de cambio de moneda para cancelar despachos de importación con yuanes, siempre que la declaración de importación se haya declarado en una divisa distinta, los operadores de comercio exterior deberán acceder al "trámite SITA (Sistema informático de trámites aduaneros) - Multinota Electrónica Aduanera (Muela) - Subtrámite 10138 'Acceso al MULC (Mercado único y libre de cambios) en Yuanes'". Una vez allí, solicitar la inclusión de la ventaja "ACCESO_MLC_YUAN" a la destinación de importación/declaración SIRA registrada, señala la notificación a la cual tuvo acceso esta agencia. Argentina acordó este miércoles con China la ampliación del uso del swap de divisas por 47.000 millones de yuanes, equivalentes a US$ 6.500 millones, que se sumarán a las reservas de libre disponibilidad. Según el ministro de Economía, Sergio Massa, el swap permitirá tener una mayor "capacidad de intervención" en el mercado de divisas y acelerar el pago de importaciones de las pymes. La activación del segundo tramo, con carácter inmediato, será aplicado a "objetivos de desarrollo del comercio bilateral y a la estabilidad de los mercados financieros en Argentina", indicó el Banco Central. El acuerdo terminó de cerrarse en las últimas horas en una reunión bilateral que el presidente Alberto Fernández mantuvo con su par de la República Popular China, Xi Jinping, en el Gran Palacio del Pueblo, en la ciudad de Beijing.

Comments


bottom of page